IAS ÉNTE’L NUEVU CURSU POLÍTICU


​Yá ye tradición, dende hai casi cuarenta años, que l’entamu del cursu políticu depués del branu venga marcáu pola fecha del 8 setiembre, xornada oficial de celebración del país asturianu y les sos instituciones. Anque nós, Izquierda Asturiana (IAS), decidimos hai bien d’años nun participar de nenguna celebración esa xornada, por entender qu’hai feches más amañoses pa celebrar la identidá asturiana qu’una fiesta relixosa, entendemos que ye una bona fecha pa marcar les llínies xenerales peles que tien qu’empobinar el nuestru país pa salir del furacu nel que, adulces, lleven metiéndolu cuantayá.

​Vivimos tiempos d’incertidume. A nivel estatal, l’ausencia de gobiernu central y l’amenaza de repetición d’elecciones a Cortes vienen marcando’l branu. El PSOE, con un 28% del votu, quier creer que puede gobernar en solitario col so programa namás y que la obligación de les demás fuercies polítiques ye la d’apoyalos a cambiu de nada. D’otru llau, la obsesión de d’Unidas Podemos, particularmente de Podemos, d’entrar nel gobiernu ensin saber siquiera baxo qué programa amuesa un oportunismu bastante pocu seriu, amás de l’asunción d’un papel de subalternidá respecto al PSOE que recuerda muncho a los piores tiempos d’Izquierda Unida.

​A nivel d’Asturies, les coses paecen tar más clares. La victoria de la FSA-PSOE nes pasaes elecciones a la Xunta Xeneral foi tan clara que nun dexa munchu marxe pa otres opciones que nun seyan les de bien pautar alcuerdos parllamentarios sobre bases programátiques pa depués esixir el so cumplimientu, bien la de facer oposición dende la esquierda al nuevu gobiernu. Toes dos son llexítimes si se faen con un mínimu de seriedá, si se firmen alcuerdos pa tar vixilantes nel so cumplimientu y si se fai oposición seria y propositiva. Si se vuelve al camín, y Asturies viólo otres veces, de la entrega absoluta a los dictaos del PSOE o al de la oposición esprecetada pero ensin alternativa seria detrás les consecuencies va pagales el pueblu asturianu, y yá nun tamos en condiciones de siguir dexando pasar años ensin encarar los graves retos que tien el nuestru pueblu.

​Asturies ta yá notando con una fuercia tan bultable que ye imposible de mazcarar más les graves consecuencies de les polítiques suicides que se vienen aplicando dende hai trenta años, y que supunxeron l’esmantelamientu del sistema productivu asturianu ensin alternativa dala, sacante dellos parches que pa poco valieron como nun fuera cebar la rede clientelar cola que mantener les mayoríes electorales. Hai que sorrayar que nestos últimos venticinco años poques voces se sintieron pa denunciar la situación y defender un cambiu de rumbu, y ente eses voces una de les más acertaes foi la nuestra. Izquierda Asturiana (IAS) lleva denunciando lo qu’agora ye evidente dende muncho enantes de que naide dixera un res: la muerte demográfica, l’ausencia d’una alternativa económica productiva, la rede clientelar formada pol PSOE-UGT y cómplices, la desarticulación territorial… toos estos temes, qu’agora salen nel debate políticu institucional, tuvieron ausentes nestes décades y tóquense cuando yá les posibilidaes de tornar les graves consecuencies d’ellos son ca vez menores.

​La situación socioeconómica d’Asturies agravóse enforma estos años pola ausencia d’un lideralgu políticu con una mínima conciencia de país. Los siete años de Javier Fernández na presidencia fueron particularmente nefastos, y eso fai que, en comparación, la política de xestos del nuevu presidente Adrián Barbón faga rescamplar non tanto les virtudes del segundu como les enormes carencies del primeru. Si bien paez que tenemos un nuevu gobernu más enfotáu nos problemes reales d’Asturies y con aparente voluntá d’encaralos, nun escaecemos que’l PSOE sigue siendo lo que siempre foi, la pata esquierda del réxime de la Restauración, y que nun ye la igua a la situación del país.

​Pensamos polo tanto qu’hai que tar sollertes a que l’alcuerdu programáticu que’l grupu parllamentariu d’Asturies pela Izquierda firmó cola FSA se cumpla, y que tanto API como Podemos tiene que facer un llabor parllamentariu seriu, pero que ye igual d’importante volver al camín de la movilización social alredor d’un programa políticu seriu de rexeneración d’Asturies y al serviciu de los intereses del so pueblu. Con un PSOE intentando recuperar el so papel nel réxime, y una derecha cada vez más reaccionaria y depredadora, el camín de la esquierda tien que ser el de la llucha.

​La esquierda institucional ye fía de la esquierda social, y a ella se debe, porque d’ella vien. La xera que tenemos pa esti añu ye la d’entamar a pensar en serio l’Asturies que queremos y podemos tener, la de contactar con tolos sectores de la sociedá asturiana que quieran apurrir idees pa un programa de reconstrucción nacional, y la de convertir esi programa nuna conseña cola que movilizanos hasta facelu realidá. Izquierda Asturiana (IAS) llama al debate y a la llucha pa nun dexar que’l futuru del nuestru pueblu siga decidiéndose en Madrid y en Bruxeles.

Dirección Nacional d’Izquierda Asturiana (IAS)

Uviéu, 8 setiembre del 2019

Asturies pela izquierda

 

no-pedestrians-160700_960_720Izquierda Asturiana (IAS) celebró’l so XIV Alcuentru Nacional el día 14 del mes d’avientu pasáu, onde s’alcordó por unanimidá la concurrencia en coalición con Izquierda Xunida d’Asturies nes elecciones a la Xunta Xeneral del Principáu y a los conceyos que van tener llugar el día 26 de mayu. El nome de la coalición, va ser Asturies pela Izquierda.

Nesi sen y de resultes de los alcuerdos algamaos, IAS participó nes primaries con IX, d’onde resultó vencedora la candidatura encabezada por Ángela Vallina, y na que van integrase los candidatos d’Izquierda Asturiana.

Como primer pasu, redactóse un manifiestu conxuntu que, baxó’l nome de “Asturies pela Izquierda” pue lleese equí:

Manifiestu Asturies pela izquierda

Siguiendo los mesmos alcuerdos, creóse un órganu mistu con tres representantes pela parte d’IX y dos pela parte d’IAS.  El pautu garantiza la presencia de les sigles d’entrambes organizaciones y, amás, dexóse abiertu a la incorporación d’otres fuerces.

Énte la situación d’estrema gravedá social, económica ya identitaria que se traduz nuna sangría demográfica qu’amenaza con convertise nel definitivu Finis Asturiae, IAS fai esti apueste estratéxicu convencida de la necesidá d’un reagrupamientu dende una izquierda ensin complexos y con proyectu de país.

Solo dende la esquierda, dende la meyor tradición de la xente trabayador asturiano se pue tornar un discursu dominante cada vegada más tiñíu d’elementos reaccionarios  y qu’amenacen con llevanos a tiempos escuros.

IAS ye consciente del especial momentu políticu que vivimos y por eso fai un llamáu a xuntar fuerces pol país y pela esquierda.

Sobre la situación política abierta pol procesu catalán

Cartel Referemdum Catalunya 1-0Los acontecimientos vienen precipitándose dende la convocatoria per parte del gobiernu catalán d’un referéndum d’autodeterminación pal día 1 d’ochobre. Les amenaces del gobiernu central, yá concretaes en fechos, d’intervenir en Cataluña pa torgar la celebración d’esa consulta suponen un desafíu políticu de primer orde, non solo pal pueblu catalán, sinón tamién pa tolos demás pueblos del estáu. Por ello, dende Izquierda Asturiana (IAS) queremos dexar clara la nuestra posición política:

A) El pueblu catalán tien de poder decidir llibremente’l so futuru, y tien de decidilo ensin inxerencia nenguna. La consulta entamada pol gobiernu catalán dexa a les clares la obsolescencia y les llendes del réxime de la II Restauración. La Constitución de 1978 nunca nun foi una igua pa la cuestión nacional, sinón una nueva fonte d’agravios qu’agora entra en crisis terminal. Los intentos del gobiernu catalán de facer una consulta pautada viéronse imposibles dende’l momentu cuando’l que llegalmente tenía’l poder pa otorgala, el poder central, negóse dafechu a facelo. Polo tanto, les crítiques al calter illegal de la consulta, usándoles como sida pa nun la encontar son una amuesa de pura hipocresía.

B) Les esquierdes del restu del Reinu tienen una inmensa responsabilidá política énte esti procesu, onde ye necesario definise. Nun val ponese de perfil faciendo declaraciones retóriques en favor del derechu a decidir y a un tiempu negase a sofitar l’exerciciu d’esi derechu amparándose na so illegalidá. Llegalidá nun ye llexitimidá. Llegales yeren les lleis peles que se pasó de la dictadura franquista a la II Restauración y eso nun les fai llexítimes. El desafíu políticu que ta faciendo’l pueblu catalán abre una resquiebra nel réxime restauracionista, la más grande en casi cuarenta años, y abre posibilidaes reales de valtalu. El procesu constituyente catalán puede abrir nuevos procesos constituyentes nos demás pueblos del estáu, y los republicanos dignos d’esi nome tenemos que los encontar. El discursu falsamente internacionalista de cierta esquierda que diz defender la unidá forciada d’España pa nun francer la unidá de la clase trabayadora y que critica a les esquierdes catalanes por ponese al llau de la so burguesía nun tien xacíu nengún, yá que, oxetivamente, implica ponese del llau del gobiernu del PP y de la oligarquía española, incluyendo la so parte catalana, abiertamente opuesta a la independencia. Ye decepcionante la puesta n’escena esti domingu 24 en Zaragoza nel “Conceyu de cargos públicos pola llibertá, la fraternidá y la convivencia”, onde en cuenta de llamar a la movilización por un procesu constituyente pídese diálogu ente los gobiernos catalán y español, cuando lo lóxico sería llamar a la desobediencia civil frente a la involución autoritaria del gobiernu central. Lo que ta pasando en Cataluña nun afecta solo a Cataluña, y nun ye serio, dende fuercies qu’aspiren a representar a la mayoría social, pidir a otros que dialoguen quedando de simples espectadores.

C) Si les esquierdes nun tán al altor del desafíu históricu, el resultáu va ser catastróficu, yá qu’implicará un reforciamientu del PP y la so política reaccionaria y recentralizadora, amparada pola retórica españolista que gasta tanto la derecha como la presunta esquierda. Presentándose como los garantes de la “unidá nacional”, alimentando un discursu represivu, podemos venos asistiendo a un recorte nos derechos civiles que torgue la protesta social, censure a la oposición y criminalice la movilización, rozando’l camín a un procesu asemeyáu al que ta viviendo Turquía.

D) El pueblu catalán yá ganó, pase lo que pase’l 1 d’ochobre. La imaxe internacional que ta dando’l gobiernu español, interviniendo l’autonomía catalana, mandando miles de policíes a Cataluña a trancar imprentes y confiscar papeletes, y usando’l poder xudicial p’amenazar a funcionarios y cargos públicos fai rescamplar el so calter antidemocráticu. Amuesa a les clares la inviabilidá del réxime pa dar una respuesta eficaz y durable a la cuestión nacional. Depués del 1 d’ochobre, vote muncha o poca xente en función de la eficacia represiva del estáu, vendrán nueves elecciones al parllamentu catalán y la mayoría independentista va salir reforciada, polo que’l problema va siguir ehí, más encetáu y con igua más revesosa.

E) La posible igua a esi problema abre otros escenarios enforma negativos pal pueblu asturianu. Si lo qu’intenten negociar PSOE y PP cola derecha catalanista ye una reforma constitucional a la carta, vamos ver cómo s’amazcara de federalismu una reedición del actual estáu neoforalista: una pseudofederación con un status especial d’estaos asociaos pa Cataluña y Vasconia y un “caxón de xastre” onde meter a los demás países del reinu, que veríen recortaes y afogaes les sos llexítimes aspiraciones. Too ello col monarca al frente. Too ello inaceptable.

F) Izquierda Asturiana (IAS) apuesta pola rotura democrática. Sofitamos el referéndum del día 1 d’ochobre entamáu pol gobiernu catalán y apostamos pola movilización social nel conxuntu del reinu pol derechu a decidir, non solo de los catalanes sinón de tolos pueblos del estáu. Pola defensa de les llibertaes democrátiques y los derechos civiles, defendemos una estratexa de movilización y desobediencia civil que provoque la convocatoria a elecciones constituyentes, tanto a nivel estatal como en toles comunidaes, col envís d’entamar los procesos que nos lleven a la república d’iguales: iguales en derechos, iguales en soberanía.

G) Enantes y depués del referéndum, IAS amuesa la so disposición a participar en toles iniciatives unitaries que defendan el derechu a decidir tanto del pueblu catalán como de tolos demás pueblos del estáu, y qu’apuesten pola salida republicana y democrática al statu quo. Güei ye más posible qu’ayeri. La resquiebra catalana puede ser l’argayu democráticu qu’Asturies necesita.

Pola República d’iguales

Pola República Asturiana

Pola soberanía de los pueblos

24 setiembre del 2017

Dirección Nacional d’Izquierda Asturiana (IAS)