Asturies gota a gota

AguaVariantePayaresLes noticies que tán saliendo estes hores sobre la fuga de cientos de miles de litros d’agua nos túneles de Payares son una alegoría perfeuta de lo que vien ocurriendo n’Asturies cuantayá. Como pasó tantes veces coles obres faraóniques paradigma del “progresu” que cacarexaron per décades los sucesivos gobiernos asturianos, esta obra estrada de sobrecostos, que yá tripliquen el presupuestu inicial, sirvió p’alimentar la rede clientelar y la maquinaria propagandística qu’apurrieron les mayories electorales que fexeron bona la conseña del “tira que llibres”.

Güei la trampa rescampló en forma de filtraciones, como primero rescamplaron otres trampes como la del superpuertu de Xixón, El Muselón. Millones de litros d’agua que teníen que tar alimentando los regatos de Llión tán agora, gracies a errores de planificación descomanaos, inundando los túneles y arroyando pelos montes. Cada gota d’esi agua ye como’l sangre qu’esti país vien perdiendo dende hai décades. Sangre que se perdió coles eternes reconversiones minera y industrial que dexaron na cai a decenes de miles de trabayadores. Sangre que se perdió col esmantelamientu del campu asturianu hasta esgonciar el mundu rural. Sangre que se perdió cola estroza del mediu ambiente en forma de mines a cielu abiertu o plantaciones d’ocalitos. Sangre que se perdió cola emigración masiva dende va venti años de la mocedá asturiana. Sangre que se perdió cola muerte adulces de la nuestra llingua, del nuestru padremuñu, de la nuestra identidá como pueblu.

Nun hai perres pa pagar lo que’l nuestru pueblu lleva sacrificando nel altar del capitalismu global, el “progresu” y la fábula europeísta. Nun lleva traces de parar esta sangría si nun somos a llevantar una alternativa colectiva pal nuestru país que lu faga más llibre, más solidariu, más país. Llevamos años, na tierra de la crisis eterna, asistiendo al asaltu definitivu de les conquistes colectives que contribuyeron a formanos como una sociedá con derechos. Siguimos ensin iguar una respuesta curiosa. Mentanto, Asturies sigue desangrándose. Gota a gota.

Los comentarios están cerrados.