Un ventanu a la duda

An art installation, part of the "Balconies, Life, Art, Pandemic, and Proximity" exhibition is seen in Berlin on April 12, 2020, amid a new coronavirus COVID-19 pandemic. - Over 30 artists are taking part in the two-day exhibition which calls on "the artistic community living in [Berlin's district of] Prenzlauer Berg to activate / exhibit / inhabit / their windows and balconies on Easter Sunday and Monday". Curated by Ovul Durmusoglu and Joanna Warsza, the exhibition boasts "zero budget, no openings, no crowds, just a proposition of a stroll that would connect dots in solidarity and togetherness". (Photo by John MACDOUGALL / AFP)

Tiempu pa dudar y tiempu pa deprender. Dellos pensadores d’esquierda y filósofos internacionales asoleyaron yá enantes d’acabar el mes de marzu una compilación de les cuestiones màs ingrientes derivaes de la pandemia y cuarentena mundiales que lleven inevitablemente a la conclusión de que tamos nun puntu de ruptura, nun momentum dende’l que nada va volver a ser igual y va trayer consecuencies na organización social y na necesidá de repensar el sistema económicu mundial. Una esbilla de llectura obligada, baxo’l títulu de Sopa de Wuhan pue descargase debaldre calcando nesti link.

Hailu que ve’l principiu del fin del Capitalismu, como si les causes estructurales y les condiciones oxetives se precipitaren d’esmenu nuna fola repentina que va acurtiar los tiempos y los procesos, otra manera necesariamente llargos y complexos. Hailu qu’avisa de la llegada, esta vegada ensin careta, d’un nuevu orde autoritariu y un retrocesu de les llibertaes individuales que dexaría intactos y preservaría los mecanismos d’esplotación condenando cualquier pensamientu disidente. Hailu tamién, que fai un llamáu a la subversión y la reorganización p’aprovechar les contradicciones d’un sistema qu’argaya y al que se-y tán viendo les costures arreventando.

Pelo que toca al nuestru país, Asturies, ye ceo p’albidrar les consecuencies que dende’l puntu de vista humanu y económicu va tener esti «para y arranca» social, pero nun quita pa, polo menos, abrir la ventana y dar avisu de les contradicciones más llamatives que rescamplen, más que bona parte d’éstes sian cambiantes y pasaxeres por demás. El contestu del Estáu ta nuna cruciada dialéctica onde les retóriques polítiques intenten a diario marcar el pasu a les idees pa deleite de les respectives parroquies, reducíes agora más que nunca al papel d’espectadores.

Les midíes necesariamente esceicionales implantaes polos responsables políticos queden xustificaes pol contestu esceicional y eso prende les alarmes de les cabeces más setoses y desconfiaes del mundu pensante, a derecha y a esquierda, receloses de qu’esti nuevu orde, necesariu, quede afitáu yá por si acasu y pa siempres. Sigue leyendo

Sobre la situación política abierta pol procesu catalán

Cartel Referemdum Catalunya 1-0Los acontecimientos vienen precipitándose dende la convocatoria per parte del gobiernu catalán d’un referéndum d’autodeterminación pal día 1 d’ochobre. Les amenaces del gobiernu central, yá concretaes en fechos, d’intervenir en Cataluña pa torgar la celebración d’esa consulta suponen un desafíu políticu de primer orde, non solo pal pueblu catalán, sinón tamién pa tolos demás pueblos del estáu. Por ello, dende Izquierda Asturiana (IAS) queremos dexar clara la nuestra posición política:

A) El pueblu catalán tien de poder decidir llibremente’l so futuru, y tien de decidilo ensin inxerencia nenguna. La consulta entamada pol gobiernu catalán dexa a les clares la obsolescencia y les llendes del réxime de la II Restauración. La Constitución de 1978 nunca nun foi una igua pa la cuestión nacional, sinón una nueva fonte d’agravios qu’agora entra en crisis terminal. Los intentos del gobiernu catalán de facer una consulta pautada viéronse imposibles dende’l momentu cuando’l que llegalmente tenía’l poder pa otorgala, el poder central, negóse dafechu a facelo. Polo tanto, les crítiques al calter illegal de la consulta, usándoles como sida pa nun la encontar son una amuesa de pura hipocresía.

B) Les esquierdes del restu del Reinu tienen una inmensa responsabilidá política énte esti procesu, onde ye necesario definise. Nun val ponese de perfil faciendo declaraciones retóriques en favor del derechu a decidir y a un tiempu negase a sofitar l’exerciciu d’esi derechu amparándose na so illegalidá. Llegalidá nun ye llexitimidá. Llegales yeren les lleis peles que se pasó de la dictadura franquista a la II Restauración y eso nun les fai llexítimes. El desafíu políticu que ta faciendo’l pueblu catalán abre una resquiebra nel réxime restauracionista, la más grande en casi cuarenta años, y abre posibilidaes reales de valtalu. El procesu constituyente catalán puede abrir nuevos procesos constituyentes nos demás pueblos del estáu, y los republicanos dignos d’esi nome tenemos que los encontar. El discursu falsamente internacionalista de cierta esquierda que diz defender la unidá forciada d’España pa nun francer la unidá de la clase trabayadora y que critica a les esquierdes catalanes por ponese al llau de la so burguesía nun tien xacíu nengún, yá que, oxetivamente, implica ponese del llau del gobiernu del PP y de la oligarquía española, incluyendo la so parte catalana, abiertamente opuesta a la independencia. Ye decepcionante la puesta n’escena esti domingu 24 en Zaragoza nel “Conceyu de cargos públicos pola llibertá, la fraternidá y la convivencia”, onde en cuenta de llamar a la movilización por un procesu constituyente pídese diálogu ente los gobiernos catalán y español, cuando lo lóxico sería llamar a la desobediencia civil frente a la involución autoritaria del gobiernu central. Lo que ta pasando en Cataluña nun afecta solo a Cataluña, y nun ye serio, dende fuercies qu’aspiren a representar a la mayoría social, pidir a otros que dialoguen quedando de simples espectadores.

C) Si les esquierdes nun tán al altor del desafíu históricu, el resultáu va ser catastróficu, yá qu’implicará un reforciamientu del PP y la so política reaccionaria y recentralizadora, amparada pola retórica españolista que gasta tanto la derecha como la presunta esquierda. Presentándose como los garantes de la “unidá nacional”, alimentando un discursu represivu, podemos venos asistiendo a un recorte nos derechos civiles que torgue la protesta social, censure a la oposición y criminalice la movilización, rozando’l camín a un procesu asemeyáu al que ta viviendo Turquía.

D) El pueblu catalán yá ganó, pase lo que pase’l 1 d’ochobre. La imaxe internacional que ta dando’l gobiernu español, interviniendo l’autonomía catalana, mandando miles de policíes a Cataluña a trancar imprentes y confiscar papeletes, y usando’l poder xudicial p’amenazar a funcionarios y cargos públicos fai rescamplar el so calter antidemocráticu. Amuesa a les clares la inviabilidá del réxime pa dar una respuesta eficaz y durable a la cuestión nacional. Depués del 1 d’ochobre, vote muncha o poca xente en función de la eficacia represiva del estáu, vendrán nueves elecciones al parllamentu catalán y la mayoría independentista va salir reforciada, polo que’l problema va siguir ehí, más encetáu y con igua más revesosa.

E) La posible igua a esi problema abre otros escenarios enforma negativos pal pueblu asturianu. Si lo qu’intenten negociar PSOE y PP cola derecha catalanista ye una reforma constitucional a la carta, vamos ver cómo s’amazcara de federalismu una reedición del actual estáu neoforalista: una pseudofederación con un status especial d’estaos asociaos pa Cataluña y Vasconia y un “caxón de xastre” onde meter a los demás países del reinu, que veríen recortaes y afogaes les sos llexítimes aspiraciones. Too ello col monarca al frente. Too ello inaceptable.

F) Izquierda Asturiana (IAS) apuesta pola rotura democrática. Sofitamos el referéndum del día 1 d’ochobre entamáu pol gobiernu catalán y apostamos pola movilización social nel conxuntu del reinu pol derechu a decidir, non solo de los catalanes sinón de tolos pueblos del estáu. Pola defensa de les llibertaes democrátiques y los derechos civiles, defendemos una estratexa de movilización y desobediencia civil que provoque la convocatoria a elecciones constituyentes, tanto a nivel estatal como en toles comunidaes, col envís d’entamar los procesos que nos lleven a la república d’iguales: iguales en derechos, iguales en soberanía.

G) Enantes y depués del referéndum, IAS amuesa la so disposición a participar en toles iniciatives unitaries que defendan el derechu a decidir tanto del pueblu catalán como de tolos demás pueblos del estáu, y qu’apuesten pola salida republicana y democrática al statu quo. Güei ye más posible qu’ayeri. La resquiebra catalana puede ser l’argayu democráticu qu’Asturies necesita.

Pola República d’iguales

Pola República Asturiana

Pola soberanía de los pueblos

24 setiembre del 2017

Dirección Nacional d’Izquierda Asturiana (IAS)

La hora del movimientu

elecciones20DLA HORA DEL MOVIMIENTU
IAS énte’l resultáu electoral del 20A

I. AFONDA LA CRISIS DEL RÉXIME
Les eleiciones del otru domingu 20 d’avientu suponen un pasu más na fundición del réxime de la II Restauración na so propia llamarga. Anque los resultaos dieron una victoria pírrica de les fuercies de la conservación (PSOE-PP) frente a les del posible cambiu (o recambiu, Podemos y Ciudadanos) con ventaya del primer bloque, la propia crisis de llexitimidá del marcu políticu del 78 non solo nun s’igua, sinón que se fai más grave.

Estes eleiciones vienen a ser la espresión en votos del cambiu sociolóxicu que se vien dando y empezó a vese dende’l 15M del 2011, y que tuvo’l so puntu d’inflexón coles Marches de la Dignidá del 22 de marzu del 2014, qu’amuesen la crisis del réxime.

Sicasí, nun podemos falar d’un desplazamientu bultable de la población, asturiano o español, pa la esquierda. Medró enforma la intolerancia pa cola corrupción o’l númberu de persones dispuestes a movilizase, idees de la esquierda hasta va poco ridiculizaes volvieron a garrar fuercia, como la necesidá d’una banca pública, l’abdicación del rei supunxo un repunte del discursu republicanu… pero’l centru de gravedá de la sociedá sigue ensin salise del consensu de 1978, por más que les resquiebres seyan visibles. Si bien el resultáu electoral de les fuercies d’esquierda ye mayor que nunca, ye más por mor de la moderación del so actor principal (Podemos) qu d’una radicalización curiosa de la población que ponga seriamente en cuestión el modelu políticu de la II Restauración.
Siguir lliendo

Izquierda Asturiana con Unidá Popular

Alberto Garzón, Por un nuevu país. Unidá PopularEsti domingu 20 d’avientu celébrense unes elecciones a les Cortes españoles de gran importancia pal pueblu asturianu. El nuestru país, que lleva trenta años asistiendo como convidáu de piedra al esmantelamientu del so sistema productivu, ve agora que, como consecuencia del resultáu electoral nel Reinu d’España, en plena crisis del modelu turnista de la II Restauración, ye mui posible que s’abra una nueva operación gattopardesca, un cambialo too pa que too siga igual, onde les consecuencies podian ser tovía más negatives pal nuestru pueblu.

La nueva operación de maquillaxe del réxime paez que pasa per una reforma constitucional que tenga como resultáu final que, igual qu’en 1978, Asturies volvia a quedar arrequexada. Los cuatro partíos a los que los grandes grupos de comunicación dieron el preste pa ser potenciales vencedores de les elecciones (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos), esto ye, el vieyu turnismu y los sos recambios, representen n’Asturies la submisión y el sucursalismu más porcaz. Nengún d’ellos tien un programa de rotura cola oligarquía nin colos marcos de dominación qu’emanen d’ella: el réxime del 78, la OTAN, la UE. Nengún d’ellos plantega n’Asturies un marcu d’autogobiernu superior a la ruina autonomía del Estatutu de 1981. Siguir lliendo