La chispa de la vida

Coca-Cola zarra la embotelladora de Cualloto (Siero) y despide a 144 trabayadores.

Coca-Cola zarra la embotelladora de Cualloto (Siero) y despide a 144 trabayadores.

L’anunciu del ERE de Coca Cola non por esperáu ye menos dolorosu que tola riestra de deslocalización y piesllu d’empreses que llevaben munchos años dando trabayu n’Asturies. Nesti casu concretu por munches películes que nos cuenten de que si les decisiones del accionariáu nun tienen que ver cola marca matriz o de qu’esto ye’l resultáu d’un procesu de converxencia y concentración de capital que quier “optimizar” los beneficios pesllando les embotelladores que presenten resultaos negativos, lo cierto ye que presentar esti ERE nuna empresa que da beneficios SOLO ye posible como resultáu  de la reforma llaboral (aquella que diba crear tantu trabayu col cuentu de la flexibilidá).

Por más qu’intenten minimizar la destrucción de los puestos de trabayu con escuses como les prexubilaciones o tresllaos de personal a otres plantes, esto nun ye otro qu’un exemplu más de la precarización del empléu, dientro del procesu d’inxeniería social que consiste en disciplinar a la clase obrera hasta qu’acepte xornales de fame.
Si la media d’edá ye de 41 años, nin media docena van poder acoyese a la xubilación. Que nun mos cuenten cuentos.

Nun taría de más saber de les millonaes que lleva embutíes el Principáu y hasta’l Conceyu de Siero en forma de subvenciones y tamién de prebendes que se-y consistieron tola vida a esta empresa mientres se-yos nieguen a otres bien cercanes.
Coca-Cola (o Asturbega) lleva pasándo pel forru hasta la normativa de seguridá en víes públiques con un cercáu illegal, por nun falar del tema d’inspecciones de seguridá nos tresportes, por exemplu.

Per otra parte, ye l’’ausencia d’una política industrial asturiana la qu’ayuda al procesu de globalización capitalista na deslocalización, como pasó con Chupa Chups o Suzuki, y pasa con Tenneco. Yá  ye costumbre que cuando hai una quema los pirómanos se mazcariten de bomberos. Nun hai un poder políticu asturianu fuerte que imponga normes llegales que permitan intervenir nestos casos.

Unos, como’l Gobiernu central, tán tomándonos por fatos cuntándonos que tamos saliendo de la crisis cuando tamos asistiendo n’Asturies a la destrucción permanente d’empléu, mientres otros como la propia empresa faen lo propio falsificando les cuentes de resultaos pa xustificar lo inxustificabe. El propiu comité d’Empresa fixo públicos los beneficios de 55 millones d’euros ente 2009 y 2012. Pero tamién nos toma’l pelo’l que s’espelurcia agora como que nun sabía nada y diz que va defender l’empléu, cuando lleva años untándo-y el focicu y poniéndo-y facilidaes a la empresa ensin pidir contraprestaciones nin establecer mecanismos xurídicos pa impedir que se llegue a esto.

Los comentarios están cerrados.