Declaración del 24 d’agostu: Dizse Asturies, llámase soberanía

Dizse Asturies, llámase soberanía

MEMORIA

El 24 d’agostu, como cuasi tolos díes d’esti mes asociáu al descansu ye una fecha que pasa inalvertida nel calendariu. Ensin embargu pa los asturianos de va 83 años foi importante y nestos momentos del sieglu XXI tendría que ser polo menos alcordada non solo polo simbólico sinon como preba del exerciciu colectivu de Soberanía qu’adoptó’l lexítimu gobiernu d’Asturies nun momentu históricu grave y con calter urxente

El 24 d’agostu de 1937 róblase’l decretu qu’afita la soberanía de los territorios alministraos pol “Consejo Interprovincial de Asturias y León” que d’equí p’alantre llamaríase Conseyu Soberanu d’Asturies y Llion. Queríen con ello salvar equí l’ideal republicanu y tornar l’agresión facista d’una manera llibre y autónoma, non supeditada a un gobiernu central col que se fundieren yá toles pontes y col que la intendencia y la comunicación nun resultaben efectives, desque los sos intereses yeren contrapuestos a los de la islla republicana a la que representaben. Asturies nun podía esperar nada de fuera porque nun yera prioritaria na estratexa global y exerció una soberanía que non por efímera ye menos significativa. Sigue leyendo

Ye’l tiempu de la República

Nin súbditos nin súbdites, ye'l tiempu de ciudadanos y ciudadanes

Nin súbditos nin súbdites, ye’l tiempu de ciudadanos y ciudadanes

Con motivu de la fuxida del rei eméritu a la República Dominicana y la investigación de la que ta siendo oxetu per parte de la fiscalía suiza la Dirección Nacional d’Izquierda Asturiana (IAS) quier face-y llegar a la opinión pública la so posición política:

1º) La fuxida de Juan Carlos de Borbón, tien esi componente traxicómicu tan propiu de la dinastía, y a un tiempu tan tradicional. Dende 1808 nun hai un monarca español que nun conociera l’exiliu, yá fuera enantes o dempués de reinar. Nel casu que mos ocupa, toos dos. Cayeron casi siempre polos sos propios errores, a los que nun fueron ayenos les más de les veces la pura y simple corrupción. Esto amuesa les bases tan febles que tien la monarquía española, 

2º) Si Juan Carlos pudo mantenese nel tronu 39 años foi gracies a la lleenda rosa que lu arrodió tola so vida, qu’entamó yá cuando se tapeció l’homicidiu del so hermanu y que siguió en tolos años que tuvo d’heriede de Franco y como rei n’exerciciu. Una montonera de periodistes cortesanos y de políticos serviles fixeron un llabor de protección que xeneró l’atmósfera d’impunidá que fixo posible los negocios qu’agora rescamplen, pero que yeren conocíos cuantayá. Que Juan Carlos I yera un rei comisionista nun yera nengún misteriu a poco que s’escargatara nes sos actividaes. Sigue leyendo

Un ventanu a la duda

An art installation, part of the "Balconies, Life, Art, Pandemic, and Proximity" exhibition is seen in Berlin on April 12, 2020, amid a new coronavirus COVID-19 pandemic. - Over 30 artists are taking part in the two-day exhibition which calls on "the artistic community living in [Berlin's district of] Prenzlauer Berg to activate / exhibit / inhabit / their windows and balconies on Easter Sunday and Monday". Curated by Ovul Durmusoglu and Joanna Warsza, the exhibition boasts "zero budget, no openings, no crowds, just a proposition of a stroll that would connect dots in solidarity and togetherness". (Photo by John MACDOUGALL / AFP)

Tiempu pa dudar y tiempu pa deprender. Dellos pensadores d’esquierda y filósofos internacionales asoleyaron yá enantes d’acabar el mes de marzu una compilación de les cuestiones màs ingrientes derivaes de la pandemia y cuarentena mundiales que lleven inevitablemente a la conclusión de que tamos nun puntu de ruptura, nun momentum dende’l que nada va volver a ser igual y va trayer consecuencies na organización social y na necesidá de repensar el sistema económicu mundial. Una esbilla de llectura obligada, baxo’l títulu de Sopa de Wuhan pue descargase debaldre calcando nesti link.

Hailu que ve’l principiu del fin del Capitalismu, como si les causes estructurales y les condiciones oxetives se precipitaren d’esmenu nuna fola repentina que va acurtiar los tiempos y los procesos, otra manera necesariamente llargos y complexos. Hailu qu’avisa de la llegada, esta vegada ensin careta, d’un nuevu orde autoritariu y un retrocesu de les llibertaes individuales que dexaría intactos y preservaría los mecanismos d’esplotación condenando cualquier pensamientu disidente. Hailu tamién, que fai un llamáu a la subversión y la reorganización p’aprovechar les contradicciones d’un sistema qu’argaya y al que se-y tán viendo les costures arreventando.

Pelo que toca al nuestru país, Asturies, ye ceo p’albidrar les consecuencies que dende’l puntu de vista humanu y económicu va tener esti «para y arranca» social, pero nun quita pa, polo menos, abrir la ventana y dar avisu de les contradicciones más llamatives que rescamplen, más que bona parte d’éstes sian cambiantes y pasaxeres por demás. El contestu del Estáu ta nuna cruciada dialéctica onde les retóriques polítiques intenten a diario marcar el pasu a les idees pa deleite de les respectives parroquies, reducíes agora más que nunca al papel d’espectadores.

Les midíes necesariamente esceicionales implantaes polos responsables políticos queden xustificaes pol contestu esceicional y eso prende les alarmes de les cabeces más setoses y desconfiaes del mundu pensante, a derecha y a esquierda, receloses de qu’esti nuevu orde, necesariu, quede afitáu yá por si acasu y pa siempres. Sigue leyendo

IZQUIERDA ASTURIANA (IAS) ÉNTE LES ELECCIONES DEL 10 DE PAYARES

733a4aec-ed4c-40a5-9001-3fd6f9c850bb Esti domingu 10 de payares hai otres elecciones xenerales a les Cortes españoles, les cuartes en cuatro años. Elecciones estes que vinieron causaes pola incapacidá del PSOE p’algamar alcuerdos con otres formaciones polítiques col envís d’algamar una mayoría parlamentaria qu’afitara la lexislatura. Col parlamentu más fragmentáu dende l’aniciu de la II Restauración, ye evidente que tamos asistiendo a una crisis de réxime: les clases dominantes nun son a gobernar como hasta agora, al traviés del bipartidismu turnista, pero tampoco se columbra una fuercia opositora con un programa claru de valtar esi mesmu réxime en crisis. El procesu catalán tampoco ye un intentu de valtar el réxime, sinón de fuxir del mesmu. Nesa situación, el deterioru institucional nun puede más que siguir afondando poles propies contradicciones internes del réxime. Sigue leyendo