IAS ÉNTE’L NUEVU CURSU POLÍTICU


​Yá ye tradición, dende hai casi cuarenta años, que l’entamu del cursu políticu depués del branu venga marcáu pola fecha del 8 setiembre, xornada oficial de celebración del país asturianu y les sos instituciones. Anque nós, Izquierda Asturiana (IAS), decidimos hai bien d’años nun participar de nenguna celebración esa xornada, por entender qu’hai feches más amañoses pa celebrar la identidá asturiana qu’una fiesta relixosa, entendemos que ye una bona fecha pa marcar les llínies xenerales peles que tien qu’empobinar el nuestru país pa salir del furacu nel que, adulces, lleven metiéndolu cuantayá.

​Vivimos tiempos d’incertidume. A nivel estatal, l’ausencia de gobiernu central y l’amenaza de repetición d’elecciones a Cortes vienen marcando’l branu. El PSOE, con un 28% del votu, quier creer que puede gobernar en solitario col so programa namás y que la obligación de les demás fuercies polítiques ye la d’apoyalos a cambiu de nada. D’otru llau, la obsesión de d’Unidas Podemos, particularmente de Podemos, d’entrar nel gobiernu ensin saber siquiera baxo qué programa amuesa un oportunismu bastante pocu seriu, amás de l’asunción d’un papel de subalternidá respecto al PSOE que recuerda muncho a los piores tiempos d’Izquierda Unida.

​A nivel d’Asturies, les coses paecen tar más clares. La victoria de la FSA-PSOE nes pasaes elecciones a la Xunta Xeneral foi tan clara que nun dexa munchu marxe pa otres opciones que nun seyan les de bien pautar alcuerdos parllamentarios sobre bases programátiques pa depués esixir el so cumplimientu, bien la de facer oposición dende la esquierda al nuevu gobiernu. Toes dos son llexítimes si se faen con un mínimu de seriedá, si se firmen alcuerdos pa tar vixilantes nel so cumplimientu y si se fai oposición seria y propositiva. Si se vuelve al camín, y Asturies viólo otres veces, de la entrega absoluta a los dictaos del PSOE o al de la oposición esprecetada pero ensin alternativa seria detrás les consecuencies va pagales el pueblu asturianu, y yá nun tamos en condiciones de siguir dexando pasar años ensin encarar los graves retos que tien el nuestru pueblu.

​Asturies ta yá notando con una fuercia tan bultable que ye imposible de mazcarar más les graves consecuencies de les polítiques suicides que se vienen aplicando dende hai trenta años, y que supunxeron l’esmantelamientu del sistema productivu asturianu ensin alternativa dala, sacante dellos parches que pa poco valieron como nun fuera cebar la rede clientelar cola que mantener les mayoríes electorales. Hai que sorrayar que nestos últimos venticinco años poques voces se sintieron pa denunciar la situación y defender un cambiu de rumbu, y ente eses voces una de les más acertaes foi la nuestra. Izquierda Asturiana (IAS) lleva denunciando lo qu’agora ye evidente dende muncho enantes de que naide dixera un res: la muerte demográfica, l’ausencia d’una alternativa económica productiva, la rede clientelar formada pol PSOE-UGT y cómplices, la desarticulación territorial… toos estos temes, qu’agora salen nel debate políticu institucional, tuvieron ausentes nestes décades y tóquense cuando yá les posibilidaes de tornar les graves consecuencies d’ellos son ca vez menores.

​La situación socioeconómica d’Asturies agravóse enforma estos años pola ausencia d’un lideralgu políticu con una mínima conciencia de país. Los siete años de Javier Fernández na presidencia fueron particularmente nefastos, y eso fai que, en comparación, la política de xestos del nuevu presidente Adrián Barbón faga rescamplar non tanto les virtudes del segundu como les enormes carencies del primeru. Si bien paez que tenemos un nuevu gobernu más enfotáu nos problemes reales d’Asturies y con aparente voluntá d’encaralos, nun escaecemos que’l PSOE sigue siendo lo que siempre foi, la pata esquierda del réxime de la Restauración, y que nun ye la igua a la situación del país.

​Pensamos polo tanto qu’hai que tar sollertes a que l’alcuerdu programáticu que’l grupu parllamentariu d’Asturies pela Izquierda firmó cola FSA se cumpla, y que tanto API como Podemos tiene que facer un llabor parllamentariu seriu, pero que ye igual d’importante volver al camín de la movilización social alredor d’un programa políticu seriu de rexeneración d’Asturies y al serviciu de los intereses del so pueblu. Con un PSOE intentando recuperar el so papel nel réxime, y una derecha cada vez más reaccionaria y depredadora, el camín de la esquierda tien que ser el de la llucha.

​La esquierda institucional ye fía de la esquierda social, y a ella se debe, porque d’ella vien. La xera que tenemos pa esti añu ye la d’entamar a pensar en serio l’Asturies que queremos y podemos tener, la de contactar con tolos sectores de la sociedá asturiana que quieran apurrir idees pa un programa de reconstrucción nacional, y la de convertir esi programa nuna conseña cola que movilizanos hasta facelu realidá. Izquierda Asturiana (IAS) llama al debate y a la llucha pa nun dexar que’l futuru del nuestru pueblu siga decidiéndose en Madrid y en Bruxeles.

Dirección Nacional d’Izquierda Asturiana (IAS)

Uviéu, 8 setiembre del 2019